Cómo se instala una estufa de leña

Cómo se instala una estufa de leña

Contar con una estufa de leña instalada en casa es una de las mejores sensaciones que se pueden tener. Se trata de un método de calefacción, que no solo te aportará calor, sino también un punto más acogedor a tu hogar.

Una forma de sentirse mucho mejor en el refugio de descanso que constituye una vivienda. Algo que no supone hacer grandes obras y que puedes tener instalada en apenas unas horas. ¿Te interesa saber más sobre cómo se instala una estufa de leña?

Recomendaciones a la hora de instalar una estufa de leña

Instalar una estufa de leña es un proceso relativamente fácil, claro que, para ello, es importante contar con buenos profesionales que tengan experiencia. Pues, aunque se trate de un proceso que no requiere grandes obras o de mucho tiempo, es necesario contar con los conocimientos necesarios de instalación para que todo quede a la perfección.

Reconocer cuál es el espacio ideal para instalar la estufa de leña y realizar bien las conexiones y salidas de humos, es una prioritaridad para aprovechar al máximo las posibilidades que un método de calefacción como una chimenea puede aportar a la hora de mejorar las condiciones de tu hogar.

Ya que, si se hace mal la instalación o se elige mal el emplazamiento de esta, nos podemos encontrar con fallos que después tendrán un difícil arreglo y que tendrán un mayor coste tanto de tiempo como de dinero. Por ello, te recomendamos que sigas estos consejos que a continuación te planteamos.

Elige adecuadamente el lugar de instalación

Este lugar debe de ser amplio. Y debes de tener en cuenta que necesitarás un contorno libre en torno a la chimenea para poder maniobrar a la hora de encenderla, cargarla de leña y prevenir posibles accidentes.

Así, con un espacio libre alrededor de un poco más de un metro será suficiente. Te asegurarás de poder disfrutar de la misma sin miedo a que se puedan incendiar muebles y objetos inflamables en general.

El lugar en el que se suele instalar la chimenea es la sala de estar, este lugar suele encontrarse en el corazón del hogar y es donde más tiempo solemos pasar cuando nos encontramos en casa, por estas razones localizamos nuestras chimeneas aquí.

Ten en cuenta la salida de humos

Como se trata de una estufa de leña, es muy importante que tengas en cuenta, a la hora de la instalación, que necesitarás instalar también un conducto de la estufa que sirva para salida de humos, evitando que estos se acumulen en el interior de nuestro espacio.

Por ello, deberás plantear una ubicación que permita la salida fácil de este conducto. En esto, pueden ayudarte los técnicos que irán a instalar la estufa de leña en tu hogar.

En este sentido, es importante tener en cuenta que existen cristales para estufa de leña que son ideales para poder disfrutar de la belleza del fuego en el hogar y prevenir tanto, la salida de humos hacia el interior de la habitación en la que se ubique. Como, posibles incendios debidos al rodamiento de la leña.

Además, se pueden poner puertas hechas a medida para todo tipo de chimeneas con cristal vitrocerámico para estufa de leña. Resulta muy importante para su completa instalación sellar la estufa de leña. Así, el humo no saldrá por las rendijas y la HotFireDoor podrá cumplir bien su cometido.

Aprovecha al máximo el calor que proporciona una estufa de leña

Puesto que el objetivo de instalar una estafa de leña es aprovechar al máximo el calor que proporciona, es importante que en la instalación se tengan en cuenta la posibilidad de colocar ventiladores para estufas de leña con estos ventiladores optimizaremos la energía calórica procedente de nuestra llama.

Pues, estos ventiladores facilitan la salida del calor hacia la estancia en la que se encuentra la estufa y así se puede distribuir mejor el valor energético del fuego, a todos nos gusta disfrutar del calor en los días de invierno, que mejor manera que una ligera brisa cálida dentro del hogar.

Asegura la ventilación de la habitación

Es importante que la habitación o el espacio en el que se instale la estufa de leña sea un espacio ventilado y diáfano. Que cuente con ventanas por las que pueda renovarse el aire para mantenerlo limpio y agradable. Y evitar así una posible acumulación de monóxido de carbono.

Algo que puede evitarse también con la protección que supone un buen sellado. Y con una puerta de chimenea adaptada a las dimensiones de la estufa de leña que hayas decidido colocar en tu casa.

Adecúala a la decoración de tu hogar y a tus gustos

Y puesto que vas a instalar un objeto que va a formar parte de la vida diaria de tu hogar es importante que la adecúes a tus gustos y a la decoración de éste. Para ello puedes utilizar una pintura anticalórica que permitirá proteger tu chimenea y adaptarla a la decoración de la sala en la que se encuentre.

La pintura anticalórica puede utilizarse en todo tipo de estufas y chimeneas siempre que no estén fabricadas con materiales esmaltados o que tengan un acabado vitrificado. Y también puedes utilizar materiales para el aislante térmico.

Puedes optar por utilizar materiales cerámicos que sean adecuados para soportar las temperaturas que se generan tanto en el interior como en el exterior.

O utilizar otros como el mármol y la piedra o el metal. Puedes combinarlos y generar auténticas obras de arte. Y conseguir una estufa de leña única y original que se adapte a todas tus necesidades y se adecúe a tus gustos.

Te recomendamos contar con buenos profesionales que te ayuden. Pues te podrán aconsejar tanto a elegir el lugar en el que puedes instalar la estufa de leña como a instalarla y los mejores materiales para conseguir la estética deseada además de un aprovechamiento del calor.

Además estos profesionales se aseugrarán de asegurarte su buen funcionamiento y asesorarte en cuanto al uso de materiales aislantes y puertas de cristal para chimeneas. De esta manera, podrás disfrutar de una chimenea con la que siempre habías soñado.

Leave your reply

*
**Not Published
*Site url with http://
*
Producto añadido con éxito a la comparativa de productos!