Cómo aprovechar una chimenea antigua y en desuso

Cómo aprovechar una chimenea antigua y en desuso

Poder disfrutar de una chimenea es el sueño de muchos. Pues no hay nada como el calor que un buen hogar proporciona a una casa o habitación para hacerla más confortable. El baile hipnótico del fuego, el crepitar de la leña y el agradable calor que proporciona una chimenea es algo impagable.

Pero a veces, nos encontramos ante chimeneas antiguas o que llevan mucho tiempo en desuso que han de ser reacondicionadas. Por ello, en este post queremos darte unos consejos sobre cómo aprovechar una chimenea antigua y en desuso. ¿Nos sigues?

 

Chimeneas antiguas: cómo devolverlas a la vida

Las chimeneas antiguas son estructuras realmente apreciables. Y no solo por su estética, sino porque son el reflejo de la historia por la que ha pasado una casa. Son instalaciones llenas de posibilidades que nos brindan la oportunidad de poder tener un sistema de calefacción barato y eficiente en nuestro hogar. Y por ello, antes de destruirlas o sustituirlas por otras, debemos saber que existen fórmulas para devolverlas a la vida.

 

Adecuarlas a la normativa vigente

En algunos de los casos, las chimeneas pueden ser tan antiguas que su construcción no cumpla con los requisitos actuales de seguridad. Y en este caso, es conveniente adecuarlas a la normativa vigente.

Para ello, se puede contactar con un fabricante de chimeneas, un arquitecto especializado o un deshollinador. Pues estos son los profesionales que están más habituados a este tipo de estructuras y sistemas de calefacción.

 

Inspeccionarlas y limpiarlas

También es conveniente que se lleve a cabo una inspección del estado de conservación en el que se encuentra la chimenea que pretendes volver a utilizar. Tanto de su estructura externa como de sus conductos de ventilación y salida de humos.

Y es que en las chimeneas antiguas o que han estado mucho tiempo en desuso pueden aparecer grietas y fisuras. Y si las encendemos sin haberlas reparado podemos causar un accidente en el que nos veremos inmersos.

Además, es importante limpiarlas, sobre todo el tiro de la chimenea. Pues es la zona en la que más se acumula el hollín y éste puede prenderse causando un incendio en nuestra vivienda.

Para ello, lo conveniente es contactar con un deshollinador de chimeneas pues, además de que están acostumbrados a limpiar cualquier tipo de chimenea, cuentan con el equipo e instrumental necesario para llevar a cabo ese trabajo. Y debemos tener en cuenta que en la mayoría de las ocasiones tendrán que subir a los tejados, o enfrentarse a largos conductos llenos de restos de combustión.

 

Mejora su seguridad y evita incendios

Este es otro de los puntos que debes tener en cuenta a la hora de aprovechar una chimenea antigua o en desuso. Y es que, en la mayoría de los casos, estas no contarán con ninguna instalación que mejore su rendimiento y que, sobre todo, las haga más seguras. Pues casi todas las chimeneas antiguas son abiertas.

Así, te recomendamos instalar una puerta en la chimenea. Un elemento muy sencillo y fácil de instalar que hará que esa chimenea que quieres volver a utilizar se convierta en un elemento muy seguro, a la vez que eficiente. ¿Por qué?

Pues porque una puerta de chimenea evita que la leña ruede hasta el exterior de la misma. Y también impide que las chispas o ascuas puedan saltar al exterior prendiendo muebles o alfombras. Asimismo, hace que la chimenea sea más segura si contamos con niños o mascotas en nuestra vivienda.

Y, por otro lado, la puerta de la chimenea impide que el humo pueda salir a la habitación. Algo muy peligroso ya que el humo puede causar desde una simple irritación de los ojos hasta algo mucho peor.

 

Hazla más eficiente y limpia

Además, una puerta fabricada especialmente para chimenea nos ayuda a ahorrar. Pues contribuye a que la combustión de la leña, madera o pellet sea más lenta. Por lo tanto, no gastaremos tanto en combustible.

Y también representa una oportunidad de irradiar calor al exterior, tanto por la temperatura que adquiere la puerta como por la posibilidad que presenta la misma de contar con turbinas o ventiladores cuya función es sacar el calor que se genera dentro de la chimenea al exterior.

Y lo mejor, es que se pueden hacer a medida y con diseños personalizados. Lo que nos ayudará a poder cerrar de forma completa la chimenea antigua y respetar o actualizar su imagen.

Teniendo en cuenta todo esto, podrás aprovechar esa chimenea para que sea el centro de tu hogar.

Leave your reply

*
**Not Published
*Site url with http://
*
Producto añadido con éxito a la comparativa de productos!