Las chimeneas de doble cara ¿qué son?

Las chimeneas de doble cara ¿qué son?

En el artículo anterior, que habla acerca de las chimeneas que dividen espacios, comentamos una idea bastante interesante para aprovechar al máximo el calor del fuego. Nos referimos a las chimeneas de doble cara, que permiten ver el fuego y disfrutar de la calidez de este tanto por el lado delantero como por el trasero, aunque en realidad no sabrás cuál es cuál.

Cono norma general, este tipo de chimeneas se usan en viviendas con habitaciones de gran tamaño, en las que se puede aprovechar para crear ambientes distintos. O para separar un comedor de la cocina sin renunciar a la luz y la sensación de tener un concepto abierto. Aunque existen muchos otros lugares en los que estas chimeneas encajan muy bien.

 

Razones para elegir chimeneas de doble cara

Uno de los motivos más poderosos por los que estas chimeneas son ideales es sin duda darle un toque decorativo sensacional al espacio en el que se colocan. A ambos lados se puede disfrutar de las vistas que proporciona el fuego, que tiene un efecto hipnótico que nadie pone en duda.

No obstante otra razón, posiblemente la principal, es la de que se puede distribuir mejor el calor en diferentes zonas de la vivienda, sin necesitar más de una chimenea. Lo que supone un gran ahorro inicial, y también cuando se compra combustible. Imagina poder calentar dos habitaciones de forma eficiente sin necesidad de tener una chimenea en cada una. ¿Verdad que es interesante?

El uso que le puedes dar también merece estar en la lista. Y es que una chimenea de doble cara se puede usar para dividir espacios, como ventana que conecta dos salas o incluso para abrir una pared al exterior sin perder el calor que se produce con una ventana. ¿Puedes imaginar la sensación de mirar las llamas crepitando sobre la leña, y a la vez observar la nieve que hay en la calle? La escena es sin duda impresionante.

Además, puedes encontrar diseños de todos los tipos, de modo que no tendrás problema en adaptarlo al estilo decorativo que tienes en casa. Por ejemplo, un modelo de chimenea de obra con un acabado a un lado y uno distinto al otro, dependiendo de cómo sea cada habitación o espacio.

Las chimeneas de doble cara

 

Adaptables a varios tipos de combustible

Aunque lo habitual cuando hablamos de chimeneas es pensar en la leña como combustible principal, lo cierto es que se pueden construir chimeneas de doble cara para instalar un quemador de gas. Dependiendo de cuál elijas tendrás que asegurarte de qué exige cada instalación, además de garantizar una buena ventilación para que todo funcione adecuadamente.

Si te gusta el estilo tradicional, seguramente te decidirás por las chimeneas de leña, que ofrecen ese toque rústico que evoca tiempos pasados. Echar un pedazo de madera al fuego y ver cómo se consume siempre es un espectáculo. Aunque para muchos, el gas es más cómodo porque no hay que estar pendiente de si se quedan sin combustible. Simplemente se abre la llave del gas y se deja que la chimenea haga su trabajo.

También se pueden adaptar las chimeneas a otro tipo de combustibles, como el bioetanol o el pellet, que están ganando aficionados porque no contaminan, no hay humos y es muy fácil de poner en cualquier parte. De todos modos, dependerá de factores como el coste, ya que sobre todo la leña es bastante económica comparada con el resto.

 

Algunas preguntas sobre las chimeneas de doble cara

Como hemos visto, las chimeneas de doble cara son prácticas y decorativas. Aunque es normal que surjan algunas cuestiones si estás pensando en poner una. Veamos las más habituales.

Las chimeneas de doble cara

¿Puede entrar más humo en casa? Normalmente la pared trasera de una chimenea se usa para dirigir el humo hacia la salida, de modo que si no se calcula adecuadamente, podría colarse el humo al interior de la vivienda. En caso de que ocurra esto, puedes instalar puertas de cristal en una chimenea de obra de doble cara. Así el humo no será un problema.

¿Qué pasa con los olores? Es evidente que si el olor de una chimenea con una sola abertura puede ser intenso, cuando se trata de dos caras el problema se puede duplicar. Sin embargo, esto es el resultado de que la ceniza se acumula y la chimenea no se limpia adecuadamente. De modo que la solución es asegurarse de que está en buenas condiciones y retirar la suciedad regularmente.

¿Rinde igual que una chimenea de una sola cara? En realidad sí, aunque es evidente que se tiene que tomar en cuenta el espacio que abarca. Es decir, que si tienes una superficie de 30 metros cuadrados y abres la chimenea a otro cuarto, ampliando este a 50, por ejemplo, rendirá igual que una chimenea usada para calentar 50 metros.

¿Consume más combustible? No tiene porqué hacerlo, ya que en realidad solo estás abriendo la chimenea a un espacio, pero el consumo es el mismo. De hecho puede que incluso ahorres un poco a hacer que el calor salga por dos lados.

Estas son las ventajas de una chimenea de doble cara, y algunas consideraciones y dudas frecuentes. Si quieres disfrutar del calor de hogar, con estilo y mejorando las prestaciones, puede que esta sea una buena opción. Solo tienes que escoger el lugar en el que quieres colocarla, bien como divisor de espacios o para darle un toque acogedor a dos habitaciones.

Leave your reply

*
**Not Published
*Site url with http://
*
Producto añadido con éxito a la comparativa de productos!