Comprar leña: cuándo, cuál, cuánta, porqué y dónde

Comprar leña: cuándo, cuál, cuánta, porqué y dónde

Cuando empezamos a notar que los días se acortan y en la calle refresca, nos damos cuenta de que se acerca el momento de encender la chimenea. El otoño es la época en la que más gente busca leña y dependiendo de cómo la elijamos nos puede durar todo el invierno o tener que volver a comprarla antes de lo que nos gustaría.

En este artículo vamos a hablar de comprar leña: ¿Cuándo, cuál, cuánta, porqué y dónde hacerlo? Después de leer este post conocerás los secretos de aquellos que siempre tienen una buena chimenea en casa durante todo el invierno.

 

Cuándo comprar leña

A la hora de elegir la mejor leña de chimenea también hay que saber cuándo comprarla. Teniendo en cuenta que el frío puede llegar de improviso, lo mejor es hacerlo cuando aún no estamos en invierno, normalmente en otoño es un buen momento para pensar en esto.

Además, si pides leña cuando aún no tiene mucha demanda, podrás encontrarla a mejor precio que cuando la pide todo el mundo. Así que a finales de septiembre puede ser un buen momento para empezar a llenar el almacén, recuerda limpiar este antes de almacenar la nueva leña en caso de que aún tengas restos del año anterior, recomendamos colocar la leña más antigüa en la parte superior para así usarla antes y evitar que esta pueda podrirse o crear moho o alguna forma de vida.

 

Qué leña elegir

Lo más importante es tener leña bien seca, que se haya cortado el año pasado y haya perdido el máximo posible de humedad. Si usamos leña que aún está verde, la eficiencia energética será mínima, además esta saltará constantemente y hará que haya más carbonilla en la chimenea, con lo que tendrás que limpiarla más a menudo, todo desventajas.

La leña para chimenea más recomendable es la de olivo, roble o encina. Esta madera es bastante dura y bastante densa, por lo que el fuego se mantiene más tiempo y el poder calorífico es mayor que el de las llamadas leñas blandas como la procedente del pino o el abeto.

 

Cuánta cantidad comprar 

Decidir la cantidad de leña no es fácil, aunque lo mejor es comprar siempre un poco más y asegurarse de que no nos quedaremos sin suministro. Cuando todo el mundo está usándola, no es tan sencillo encontrar buen combustible para encender la chimenea. Algunos sitúan la media en unos 6-8 metros cúbicos, aunque depende de la cantidad de veces que hará falta encender el fuego o el tamaño de la vivienda y por supuesto del de la chimenea.

 

 

Por qué usar leña para la chimenea

La  razón es bastante evidente, ya que la capacidad de la leña para generar calor es superior a la de otros combustibles. No intentes encender un fuego con carbón si quieres calentarte, porque no vas a conseguir una fuente de calor tan potente como la de la leña, por mucho carbón que tengas, la llama generada por la leña es la mejor forma de generar calor en una casa.

Tal vez pienses que las briquetas son mejor alternativa que la leña natural. En realidad, las briquetas no tienen la dureza de la leña auténtica, por lo que el consumo es algo mayor. Puede ser una opción complementaria, aunque la leña sigue siendo la mejor, ¿No te has dado cuenta de que en la casa de las personas adineradas en invierno siempre hay una chimenea tradicional de leña?.

Y es que esto no es ninguna casualidad, conseguir un ambiente cálido es mucho más fácil con una buena chimenea de leña que con cualquier otro método existente, por lo menos hasta ahora.

 

¿Dónde comprar la leña? 

Hoy puedes encontrar diversos tipos de leña para chimenea en muchos establecimientos. En los centros comerciales suele haber una zona dedicada a las chimeneas en las que encontrar troncos.También es habitual comprar leña en la gasolinera. Sobre todo en zonas en las que hace frío y no es fácil llegar a según qué sitios.

La leña a domicilio es otra opción. Pides una carga para todo el invierno y la recibes cómodamente en casa, lista para su uso. O ir directamente a los negocios especializados en hacer leña, donde recogerla tú mismo si lo prefieres. Lo más recomendable siempre es acudir a un proveedor de confianza, en muchos pueblos del territorio nacional las personas que hacen leña son conocidas por todos y tan solo llaman y este les lleva un remolque con la cantidad de leña pedida, además esta persona suele asesorar sobre el tipo de leña y la cantidad con total confianza ya que la experiencia es un grado.

Leave your reply

*
**Not Published
*Site url with http://
*
Producto añadido con éxito a la comparativa de productos!