Cómo aislar el tubo de la chimenea al salir por el tejado

Cómo aislar el tubo de la chimenea al salir por el tejado

En mucha ocasiones, al instalar una chimenea vemos que no se ha prestado atención a detalles tan importantes como la salida de humos. Algunas viviendas no se han construido pensando en que pueda haber algún día una, de modo que hay que hacer ajustes. No solo en el hogar, sino también en el paso hasta el tejado y más allá. Justo en este punto nos queremos concentrar, viendo cómo aislar el tubo de la chimenea al salir por el tejado.

 

Por qué es necesario aislar bien el tubo

 

La razón por la que se necesita un buen aislamiento es simple. El propósito de una salida de humos es que este no vuelva a entrar. Y por eso, aunque se tenga el mejor aislamiento térmico para la chimenea, una mala salida puede hacer que no funcione.

 

Además, abrir un hueco en el tejado puede causar goteras. Teniendo en cuenta que el metal del tubo y su exposición a estos elementos no es precisamente adecuada, no nos podemos permitir que por la chimenea haya humedad y óxido.

 

Tubo de doble pared

 

Si la chimenea va a tener una salida directa, lo mejor es usar tubos de doble pared, que resisten mucho mejor los elementos. En el hueco que hagamos sobre el tejado se tiene que hacer una obra de sellado concienzudo. Primero rellenando el hueco con cemento de fraguado rápido, para aplicar después una capa de pintura de caucho que cubra el tubo de chimenea por esta zona. Es mejor usar un producto de buena calidad, incluso colocar una malla de fibra para darle más resistencia.

 

Un cañón de obra

 

También se puede abrir un hueco más grande en el techo y construir un cañón de ladrillos. Puede ver aquí cómo instalar una chimenea de leña con el tiro dentro de este cañón. Esta doble capa permite aislar mejor el tubo y reducir los cambios de temperatura. Además de prevenir las filtraciones de agua si se cubre con cemento hidrófugo, revestimiento asfáltico o el caucho que habríamos usado en el tubo de doble pared solamente.

 

Colocar un sombrerete

 

Independientemente de cuál sea el estilo elegido, al terminar la salida de humos es mejor colocarle un sombrerete. Si hacemos un cañón de obra, podemos rematar con ladrillos y hacerlo así. En caso de que sea solo el tubo, hay muchos modelos de sombrerete para escoger.

 

La función de este elemento es clara. Se coloca para proteger el conducto de humos de la lluvia, pues de otro modo el agua se filtraría por este y llegaría hasta la chimenea, humedeciendo la leña o llenando la bandeja de cenizas de agua y suciedad que arrastre hacia abajo.

 

Algunos sombreretes son fijos. Otros se mueven según lo hace el viento, aumentando su eficacia.

 

El aislamiento es esencial

 

Sea como sea, la chimenea debe estar bien aislada de principio a fin. Sin ose hace de manera concienzuda, perderá eficiencia y se puede convertir más en un problema que en la solución que estamos buscando para combatir el frío.

Leave your reply

*
**Not Published
*Site url with http://
*
Producto añadido con éxito a la comparativa de productos!