Como hacer fácilmente una chimenea de piedra

Como hacer fácilmente una chimenea de piedra

Cuando se empieza a terminar el verano y las temperaturas refrescan, especialmente las nocturnas, es evidente que se acerca la época en la que encender la calefacción. Y nada como una estupenda chimenea para combatir las inclemencias del tiempo. Si ya la tienes, es posible que te plantees darle un aire nuevo, diferente a las demás. Si no, puede que estés buscando el modo de disfrutar del ambiente rústico que ofrece colocarse frente al fuego. Veamos como hacer fácilmente una chimenea de piedra, sea de obra nueva o para una ya construida.

 

Por qué la piedra como acabado 

La idea de usar piedra para rematar la chimenea es un detalle decorativo que no pasará desapercibido. Las chimeneas de piedra son elegantes y proporcionan una sensación de calidez que invita a acercarse a ellas. De ahí que este acabado sea uno de los más recomendables si tienes o estás pensando en hacer una chimenea. Aunque hay algo que debes tener en cuenta para que el resultado sea el ideal.

 

Elige piedra resistente al calor

El material de revestimiento de la chimenea debe tener una alta resistencia a las temperaturas que se alcanzan con el fuego. No solo hablamos de la piedra, sino también del mortero que se utilizará para pegarla a las paredes. De lo contrario, es probable que se desprenda la piedra y en el mejor de los casos se rompa al caer. Si no rompe alguna otra cosa o hace daño a quien esté cerca.

 

Como hacer facilmente una chimenea de piedra

 

Colocar paneles de piedra natural

En el mercado se pueden encontrar paneles de piedra preparados para cubrir de forma integral todo tipo de chimeneas. Solo hay que medir la superficie y ajustar las piezas para que encajen a la perfección. Con estos paneles se puede convertir una chimenea en un espacio decorativo ideal, que se ajuste al estilo que prefieras. La única precaución a tener en cuenta es que la obra esté bien nivelada  para facilitar la colocación.

 

Una puerta, el toque final

Para rematar con estilo y mejorar su eficiencia, las puertas de chimenea son el mejor complemento a los revestimientos de piedra. Su tamaño se adapta a cualquier tipo de hogar y no desentona con el resto del conjunto. Se coloca de forma muy simple y logras aprovechar mejor el fuego y sus propiedades. Además de que protege en cierta medida el resto de la estancia ante eventuales chispas producidas por la leña o el carbón. 

La puerta ayuda a ahorrar en combustible sin reducir la potencia del calor. Cuando se cierra la chimenea se nota que la leña se aprovecha mejor, de modo que junto al revestimiento de piedra, que genera una sensación única de bienestar, se crea un espacio acogedor muy agradable.

Mira aquí cómo instalar una chimenea de leña. Después podrás darle el acabado que prefieras, como la piedra de la que estamos hablando.

Si tienes ya una chimenea, revestirla con piedra no es demasiado complicado. Incluso si te atreves y la construyes tú mismo este paso final te servirá para darle un aire único.

Leave your reply

*
**Not Published
*Site url with http://
*
Producto añadido con éxito a la comparativa de productos!