Cómo instalar una puerta de chimenea

Cómo instalar una puerta de chimenea

Tener una chimenea cerrada con puerta de cristal es una de las mejores ideas que se pueden tener para aprovechar mejor el calor del fuego. Sin embargo, hay quien piensa que para tenerla es necesario haber hecho la instalación previamente o que un profesional con experiencia se encargue de hacer el trabajo. Nada más lejos de la realidad, como podrás comprobar si sigues las instrucciones que te proporcionamos. Si quieres saber cómo instalar una puerta de chimenea fácilmente y sin obras, llámanos y te enviaremos todo lo que necesitas para hacerlo.

 

Mide el hueco de tu chimenea

Lo primero que necesitas es conocer las medidas exactas del hueco interior de la chimenea. De modo que tienes que coger una cinta métrica y medir el largo y el ancho de todos los extremos, para asegurarte de que son exactamente iguales o corregir algún desajuste. Una vez que tienes las medidas, es momento de hacer el pedido.

 

Recibe el material y haz la instalación, sin obras

La ventaja de nuestras puertas con cristal para chimeneas es que no necesitarás hacer ningún tipo de obra para disfrutar de una chimenea cerrada, como ocurre con los cassette. Estos exigen que tengas que picar para encajar el sistema y después volver a cerrar alrededor.

El pedido que te enviamos incluye todo lo que necesitas para fijar la puerta, salvo un taladro con broca, una llave inglesa y una pistola de silicona para sellar con la masilla.

Separa la puerta de su marco y coloca este en el hueco de la chimenea hasta que esté nivelado. Si sacarlo del hueco, haz unas marcas en los agujeros del soporte. Ahí es donde tendrás que taladrar para fijar la puerta con los tornillos.

Vuelve a colocar el marco y pone en cada agujero uno de los tacos con tornillo que se adjuntan. Aprieta con la llave hasta que esté bien firme. Cuando los cuatro puntos se hayan fijado, carga la pistola con el tubo de masilla refractaria y sella el perímetro interior del marco. Procura que queden cerradas todas las posibles fisuras que haya para evitar escapes.

 

Cómo instalar una puerta de chimenea

 

Lo ideal es dejar secar la masilla. Así que espera 24 horas y al día siguiente encaja la puerta en los puntos preparados para ello. Primero desliza hacia arriba y luego deja que caiga coincidiendo con el soporte que atraviesa el agujero. Puedes hacerlo después de aplicar la selladora, pero es preferible hacerlo cuando esté bien seca.

 

Disfruta de tu chimenea más eficiente

Ya está. Sin obras, con sencillez y limpieza habrás convertido tu chimenea abierta en un sistema de calefacción más eficiente. Las puertas de chimenea con cristal te ayudan a reducir el consumo de leña, al poder aprovechar mucho mejor el calor que proporciona. Y podrás seguir disfrutando de la visión del fuego al consumir el combustible, ya que el cristal resiste la temperatura interior a la vez que deja ver el espectáculo que supone esto. Una sensación de calidez que te resulta muy fácil de lograr por tus propios medios.

Leave your reply

*
**Not Published
*Site url with http://
*
Producto añadido con éxito a la comparativa de productos!