¿Puedo instalar una chimenea en mi piso?

¿Puedo instalar una chimenea en mi piso?

Si no tienes la posibilidad de vivir en una casa independiente, con jardín y una valla, no quiere decir que no puedas vivir bien. Hay pisos que están perfectamente equipados y que no tienen nada que envidiar a una casa individual. Hasta puede que el tamaño sea mayor y que tenga varias plantas. Pero puede que con todo y con eso, eches de menos algo que casi todas estas casa tienen: una bonita chimenea. Si alguna vez te has preguntado: “¿Puedo instalar una chimenea en mi piso?”, prepárate para conocer la respuesta.

En una palabra, sí

Como lo oyes (o más bien, como lo estás leyendo). Vivir en un piso no significa tener que renunciar al calor de un fuego de leña. Lo único que debes tener es un lugar por el que pasar la salida de humos y ciertos detalles para garantizar la seguridad. Y el permiso pertinente para que nadie te denuncie, claro está.

Cómo puedes instalar tu chimenea

En primer lugar necesitarás colocarla en un sitio adecuado. Ten en cuenta que debe ir acompañada de un conducto de humos por el que expulsar el resultado de la quema de leña, y que sea lo más recto posible. En caso de que no pueda ser, se puede poner un codo, pero no demasiado inclinado.

Si vives en un bloque con varias décadas, pregunta porque es posible que ya cuente con su propia salida. Si es así está casi todo hecho. De vivir en un edificio más moderno o sin salida de humos, necesitarás una solución.

Esa solución será sacar el tubo por fuera y llevarlo varios metros por encima del tejado. Si estás en el piso más alto no tendrás inconveniente, aunque si hay vecinos encima igual no puedes hacerlo. Algunas personas no se sienten a gusto teniendo un tubo que sube por su pared.

También te va a hacer falta que la comunidad te dé permiso, ya que es un cambio en los elementos de uso común. Si tienes salida a la fachada y a un patio interior, elige mejor hacerlo por este último, porque te pondrán menos problemas.

Normativa municipal

Después de tenerlo todo listo, te hará falta salvar un último obstáculo. A menudo la normativa de los ayuntamientos es muy estricta y no acepta que haya salidas de humos por el exterior. Si consigues salvar este inconveniente, lo tendrás todo listo para instalar una chimenea de leña en tu piso.

Si no te dejan hacerlo, tendrás que conformarte con encender el brasero o la estufa eléctrica. Aunque también hay una interesante alternativa en el pellet. Este combustible no necesita salida de humos y produce una sensación muy parecida a la de las chimeneas tradicionales. Puede ser una buena opción si no te conformas con las otras.

Como ves, vivir en un edificio de apartamentos no tiene por qué significar renunciar a poner una chimenea en casa. Lo único que necesitas es el permiso de tu comunidad y cumplir con las normas que regulan estas instalaciones.

Leave your reply

*
**Not Published
*Site url with http://
*
Producto añadido con éxito a la comparativa de productos!