Cómo instalar una chimenea de leña

Cómo instalar una chimenea de leña

Una chimenea puede añadir a la decoración de tu hogar un detalle de gran belleza, creando ambiente y una sensación de calidez que invita a sentarse frente al fuego. Si no tienes una en casa, puede que te preguntes cómo instalar una chimenea de leña, si es complicado o si cualquiera lo puede hacer. A continuación te vamos a indicar cuáles son los pasos básicos para hacerlo. Además de algunos detalles que te interesa conocer.

Elegir el lugar en el que va a estar

Antes de empezar a mirar el revestimiento y aislamiento térmico con el que rematar tu chimenea, tienes que pensar muy bien en dónde la vas a poner. Piensa que no puede ser cerca de algo que pueda prenderse, como una puerta de madera. Tampoco cerca de una ventana, ya que seguramente quieras poner cortinas y estas se pueden convertir en antorchas. Busca un lugar centrado y que esté al menos a un metro de cualquier material combustible, lo que incluye también el papel pintado. Si lo tienes, tendrás que eliminarlo en esta zona.

Salida de humos

El tiro de la chimenea influyen tanto en cómo se comportará el fuego como en la forma en la que saldrá el humo al exterior. No debe ser ni demasiado estrecho ni muy amplio, porque en tal caso entraría aire de fuera y el humo se metería en casa. Lo normal es que sobresalga del tejado unos 4 metros, aunque no hay inconveniente en que sea aún más alto.

Lo mejor para elegir los conductos de humos es tomar medidas y hacer los cálculos que permitan conocer el diámetro y largo que hace falta. Y si quieres asegurarte de que no vuelve a entrar de nuevo, por ejemplo cuando llueve o hace viento, un buen sombrerete es muy práctico.

El revestimiento interior

Ahora sí. Después de saber las medidas y el lugar, se empieza a instalar la chimenea. Y para mejorar sus características, hay que seleccionar un revestimiento de calidad.

Todo va a depender de lo gruesas que sean las paredes de la chimenea. Si los son bastante, quizás una pintura ignífuga sea más que suficiente. Aunque la cerámica o los ladrillos ayudan mejor a canalizar el calor. Si eliges bien, tendrás una chimenea de lo más confortable.

Mejor si la instala un profesional

Puede que te parezca sencillo instalar tú mismo la chimenea, sobre todo teniendo en cuenta que algunos modelos están casi rematados y solo les faltan unos detalles. Aunque si quieres asegurarte de que todo está correcto, en especial las salidas de humos y la entrada de aire, es mejor confiar esta tarea a un profesional con experiencia. Una vez terminado, puedes encargarte tú de poner una puerta de cristal y hacerla todavía más eficiente. Mira aquí cómo instalar una puerta de chimenea.

Además de instalarla, si tienes alguna duda el profesional te puede ayudar a resolverla. Por ejemplo en cuanto al mantenimiento adecuado o la frecuencia de limpieza para garantizar el mejor funcionamiento posible, ¡Qué disfrutes de tu nueva chimenea!

Leave your reply

*
**Not Published
*Site url with http://
*
Producto añadido con éxito a la comparativa de productos!